Bypass endoscópico endoluminal

El bypass endoscópico endoluminal o Endobarrier es un procedimiento muy rápido, reversible, sin cirugía y con resultados inmediatos en tratamiento de la obesidad y la diabetes de tipo 2.

El Endobarrier ofrece una significativa mejora de los niveles de azúcar en sangre y una importante pérdida de peso  con menor riesgo de complicaciones nutricionales a largo plazo (osteoporosis, hipovitaminosis, hipoproteinemia) y con resultados similares de control y resolución de la Diabetes respecto la cirugía (bypass gástrico).

Control de la diabetes tipo II.

Los estudios clínicos han demostrado que el 87% de los pacientes obesos con diabetes tipo 2 sometidos a un bypass endoscópico endoluminal son capaces de alcanzar  niveles adecuados de azúcar en la sangre y perder un promedio de 18% de su peso corporal total en 9 meses.

El Endobarrier abre una nueva opción en la calidad de vida de nuestros pacientes, tanto
a nivel ponderal como de control y resolución de la Diabetes Mellitus tipo 2.

La técnica del Endobarrier consiste en la implantación, mediante endoscopia, de una prótesis flexible que impermeabiliza la absorción de alimentos en todo su trayecto desde el duodeno hasta los primeros 60 cm de duodeno e intestino, lo que aumenta el periodo de digestión y reduce la absorción de los nutrientes de los alimentos ingeridos, produciendo una rápida mejora de los niveles de HbA1c (hemoglobina glicosilada) y una pérdida de peso inmediata y continuada.

Indicaciones:

Endobarrier. Cirugía diabetesEl EndoBarrier® se implanta, idóneamente, en personas con sobrepeso u obesidad grado I con un Índice de Masa Corporal inferior a 35 Kg/m2 (IMC entre 30 y 50Kg/m2) y con antecedentes de diabetes tipo 2, principalmente en pacientes con difícil control de la diabetes a pesar de la intensificación del tratamiento médico.

También, dado su menor tasa de riesgos postoperatorios, es idóneo para pacientes mayores de 60 años.

Duración y efectividad:

Para conseguir los objetivos de perdida ponderal y control de glicemias, los estudios recomiendan una duración de 12 meses y posteriormente retirar el Endobarrier para evitar complicaciones locales.

Como toda técnica para la combatir la obesidad el pilar fundamental para el éxito del procedimiento es la instauración de unos buenos hábitos de vida saludables.

El bypass endoscópico endoluminal es un método innovador que ayuda a abordar muchas de las características metabólicas de la diabetes tipo 2 y ayuda en la mejoría de otras comorbilidades y afeccciones relacionadas con la diabétes ,como el colesterol, LDL y trigicéridos,  sin alterar la anatomía del paciente de forma permanente.

La diabétes tipo II tiende a empeorar con el tiempo y aumenta significativamente la probabilidad de tener problemas de salud cardiovascular y neurológico.

endobarrierEl endobarrier es una técnica  para perder peso que forma parte de un enfoque multidisciplinario para abordar la diabetes tipo 2 y la obesidad. Combinado con ejercicio y cambios en el estilo de vida saludables puede ofrecerle el salto inicial a una vida más saludable.

Cómo se coloca:

El bypass endoscópico endoluminal se realiza sin cirugía ni incisiones, el cirujano adhiere y extiende el endobarrier justo detrás del estómago ( en el bulbo duodenal) accediendo desde la boca mediante una endoscópia. El proceso dura  alrededor de 25 a 30 minutos y comienza a funcionar de inmediato por un periodo de 12 meses, como máximo.

Y se extrae, de la misma forma (vía endoscópica) en un proceso que tarda de 10 a 15 minutos.

La vida tras la colocación del Endobarrier 

Durante los primeros 10 días el paciente suele tomar una dieta líquida aumentado hasta  una dieta normal pautada por los especialistas en nutrición y endocrinólogos. Durante los 12 meses que el paciente lleva el EndoBarrier® debe tomar protector gástrico como omeprazol. En el momento actual EndoBarrier® no se asocia a malabsorción de fármacos específicos.

Posibles efectos secundarios:

El endobarrier como técnica poco invasiva tiene pocos riesgos asociados. En los estudios realizados, las complicaciones más frecuentes son las nauseas, los vómitos y las molestias abdominales.

Como en todo procedimiento endoscopico o quirúrgico, son el sangrado o migración del dispositivo.

El riesgo de complicaciones es bajo pero existe la posibilidad de retirada precoz antes de los 12 meses por intolerancia (2%).

Indicaciones:

El bypass endoscópico endoluminal está indicado para personas que:

  • No pueden controlar la diabetes tipo 2 con medicación o tras modificar su estilo de vida.
  • No consiguen reducir su peso mediante técnicas alimentarias o con medicación.
  • No quieren recurrir a técnicas quirúrgicas de reducción de estómago por sus riesgos.
  • No está embarazada ni piensa estarlo en breve
  • Mayores de 18 años.
  • Mayores de 60 años.

Se desaconseja la realización de un bypass endoscópico en:

  • Pacientes cardiópatas con necesidad de antiagregación o anticoagulación, ya que el mismo dispositivo se ancla en la mucosa del intestino y podría contribuir al sangrado.
  • Embarazadas.

Póngase en las mejores manos:

Todas nuestras intervenciones de bypass endoscópico endoluminal se realizan con un equipo multidisciplinar que le dará soporte antes y después de su intervención:

  • Seguimiento clínico por el equipo quirúrgico.
  • Tratamiento y educación dietética por la Nutricionista.
  • Cambios en el estilo de vida: pautas alimenticias y ejercicio físico adecuados a las limitaciones y necesidades de cada paciente.

informacion cirugia bariatrica

El endobarrier en la prensa:

Reducir obesidad y diabetes

Nueva cirugía de la obesidad