Gastrectomía vertical

La gastrectomía vertical  o tubular, también conocida como manga gástrica o tubo gástrico, es una técnica quirúrgica que ayuda a perder perder peso reduciendo el tamaño del estómago ( de un 80 a un 85%), dándole una forma tubular, sin alterar la morfología del intestino. Esto evita la aparición de diarreas y problemas con la absorción de minerales y vitaminas, como ocurre con otras técnicas de cirugía bariátrica.

manga gástricaLas gastrectomía vertical actúa de dos formas en la perdida de peso:

  • Primero, tiene un efecto endocrinológico debido a la excisión de la parte alta del estómago (fondo gástrico), donde se produce la grelina; una hormona que  interviene en la generación del apetito. De esta forma disminuye el apetito.
  • Segundo, al reducir el tamaño del estómago se consigue una sensación de saciedad con mucho menos alimento y se produce la consiguiente pérdida de peso.

La perdida de peso se inicia inmediatamente tras la operación y puede llegar hasta los 45 kilos, dependiendo del peso inicial y las características de cada paciente. Al ser una técnica relativamente nueva no disponemos de tanta información sobre sus beneficios y riesgos a largo plazo como de otras técnicas de cirugía bariátrica.

 

La gastrectomía vertical  no es una “solución rápida” para la obesidad. Tras la operación deberá cambiar su estilo de vida haciendo dieta y ejercicio.

Por lo general, la perdida de peso se produce de forma más lenta, regular y menor que con técnicas de derivación gástrica ( bypass gástrico,..), pero su efecto se mantiene durante 2 ó 3 años y le permitirá mejorar de algunas enfermedades asociadas a su obesidad: asma, diabetes tipo 2, artritis, hipertensión arterial, apnea obstructiva del sueño, colesterol alto y enfermedad gastroesofágica (ERGE).

La duración de una gastrectomía vertical suele estar entre 45 y 60 minutos con anestesia general. Al tratarse de un procedimiento laparoscópico la recuperación de los pacientes es muy rápida, tras 3 días de hospitalización, reinician su vida normal tras 2 ó 3 semanas.

La gastrectomía vertical o tubular está indicada en pacientes con:

  • Un IMC  igual o superior a 4o kg/m2.
  • Un IMC de 35 kg/m2 o más, cuando lleve asociada una afección seria que mejoraría con una perdida de peso.
  • Adolescentes.
  • Ancianos.
  • Personas que no admiten una banda gástrica.
  • Super-obesos como paso previo a un cruce duodenal.

Riesgos asociados a la gastrectomía vertical:

  • Lesiones en estómago o intestinos durante la cirugía.
  • No es reversible.
  • Gastrítis, pirosis o úlceras estomacales.
  • Filtraciones en la linea de grapado del estómago.
  • Mala nutrición ( menor que en bypass gástrico).
  • Riesgos asociados a cualquier anestesia e intervención quirúrgica.

Ventajas respecto a otras técnicas quirúrgicas:

  • Es una operación restrictiva que se realiza con material del propio paciente.
  • Recuperación rápida.
  • Intervención rápida, mediante laparoscópia.
  • Disminuye la aparición de úlcerasanatomóticas ( típicas del bypass gástrico)
  • No crea “síndrome de dumping” por la ingesta de azúcar.
  • El píloro ni se quita ni se deriva.
  • Sin efectos secundarios graves, excepto reducción de la ingesta alimentaria.
  • Se puede, si se necesita disminuir más peso, añadir la segunda parte del cruce duodenal.

Todas nuestras intervenciones de gastrectomía vertical se realizan con un equipo multidisciplinar que le dará soporte antes y después de su intervención:

  • Seguimiento clínico por el equipo quirúrgico.
  • Tratamiento y educación dietética por la Nutricionista.
  • Cambios en el estilo de vida: pautas alimenticias y ejercicio físico adecuados a las limitaciones y necesidades de cada paciente.

informacion cirugia bariatrica